fbpx
Search

Causas de la ausencia de menstruación cuando no es embarazo

La falta de un período (también conocida como amenorrea) puede ser una experiencia estresante si no está planeando tener un bebé. Aunque sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, nuestro consejo es respirar hondo y no entrar en pánico.

Aquí hay algunas razones muy comunes por las que tu período puede no llegar o retrasarse.

¿A qué se debe?

La amenorrea puede ocurrir por múltiples razones en mujeres sanas, y solo implica realizar unos ajustes en tu estilo de vida o tener una conversación con el médico:

Estrés

Todos sabemos que el estrés puede manifestarse en una variedad de síntomas, como dolores de cabeza, fluctuaciones de peso y dolores de estómago. Pero también puede elevar los niveles de una hormona llamada cortisol, que a su vez afecta la cantidad de estrógeno y progesterona que produce el cuerpo. Esto puede interrumpir tu ciclo mensual, desde llegar tarde hasta perderlo por completo.

Cambio de peso

Tanto la pérdida como el aumento de peso pueden causar períodos irregulares. El exceso de tejido adiposo produce un estrógeno llamado estrona, que cuando se produce en exceso puede reducir la ovulación, lo que puede provocar amenorrea. Lo mismo ocurre con la pérdida de peso repentina y drástica, que puede alterar las hormonas y desencadenar períodos.

Demasiado ejercicio

Todo debe hacerse con moderación, incluido el ejercicio. Desde el manejo del estrés hasta el mantenimiento de un peso saludable, el ejercicio constante es importante, pero el ejercicio excesivo puede inhibir la liberación de ciertas hormonas, lo que puede provocar períodos perdidos o retrasados.

Algunos medicamentos

Si tu período se retrasa, vale la pena leer acerca de los efectos secundarios de cualquier medicamento que esté tomando. El culpable más obvio son las píldoras anticonceptivas, que suprimen las hormonas que el cuerpo produce naturalmente para reemplazar los períodos de sangrado por abstinencia. Ciertos antidepresivos y antipsicóticos, así como la quimioterapia, también pueden causar anomalías en el ciclo.

Trastornos del tiroides

La glándula tiroides, ubicada en la parte delantera del cuello, juega un papel clave en la producción de hormonas que regulan el metabolismo, el desarrollo y el ciclo menstrual de la mujer. En particular, una glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo) aumenta el nivel de prolactina, una hormona asociada con la ovulación.

Cambio de horarios

Los humanos son criaturas de hábitos y puede llevar algún tiempo adaptarse a los cambios en su horario. 

El ciclo menstrual está sincronizado hormonalmente con nuestro ritmo circadiano, es decir, nuestras respuestas biológicas a cosas como la luz, el clima y la temperatura durante el día. Las enfermeras que pasan de los turnos de día a los turnos de noche, o los miembros de la tripulación de vuelos de larga distancia con desfase horario crónico, son alarmantemente más sensibles a los pequeños cambios en su ciclo menstrual.

¿Por qué acudir a tu ginecolog@?

Su médico realizará un examen físico y análisis de sangre para diagnosticar problemas con esta glándula. El tratamiento generalmente implica el uso de una hormona sintética llamada tiroxina para controlar los síntomas.

RECUERDA SIEMPRE CONSULTAR A TU GINECOLOG@ DE CONFIANZA.

Artículos Relacionados

También te puede interesar

Sé la primera en recibir artículos y noticias.