fbpx
Search

Más sueño durante la menstruación ¿Por qué?

El sueño durante la menstruación puede ser afectado por una variedad de factores hormonales y físicos. A medida que el cuerpo se prepara para la menstruación, se producen cambios hormonales que pueden afectar el patrón de sueño y la calidad del mismo.

Durante la menstruación, los niveles de progesterona y estrógeno disminuyen, lo que puede provocar insomnio y despertares nocturnos. Además, los cambios en los niveles hormonales también pueden causar alteraciones del sueño, como sueños vívidos o pesadillas. El dolor menstrual también puede afectar el sueño, ya que puede dificultar el encontrar una posición cómoda para dormir.

El sueño REM, o sueño con movimiento ocular rápido, también puede verse afectado durante la menstruación. Los estudios han demostrado que las mujeres experimentan menos sueño REM durante la menstruación en comparación con el resto del ciclo menstrual. Esto puede tener un impacto negativo en la memoria a corto plazo y en la capacidad para procesar la información.

La fatiga es otro efecto común durante la menstruación, lo que puede afectar la calidad del sueño. La fatiga puede ser causada por la pérdida de sangre, el dolor menstrual y los cambios hormonales. Por lo tanto, es importante hacer un esfuerzo consciente para asegurar un sueño reparador durante la menstruación, especialmente si se está experimentando dificultades para conciliar el sueño o se está despertando con frecuencia en medio de la noche.

Hay varias formas de mejorar el sueño durante la menstruación.

Estos incluyen:

  • Mantener una rutina regular de sueño: tratar de acostumbrarse a dormir y despertarse en el mismo momento cada día ayudará a regular el ciclo del sueño y aumentará la calidad del mismo.
  • Practicar técnicas de relajación antes de dormir: la meditación, el yoga y la respiración profunda son excelentes formas de relajarse y prepararse para el sueño.
  • Evitar la cafeína y el alcohol: estas dos sustancias pueden afectar negativamente el sueño, por lo que es recomendable evitarlos, especialmente en las horas previas a la hora de dormir.

  • Hacer ejercicio: el ejercicio regular puede ayudar a mejorar la calidad del sueño, pero es importante evitar hacerlo justo antes de acostarse.



Artículos Relacionados

También te puede interesar

Sé la primera en recibir artículos y noticias.